El Desfinaldero de Mont-Rebei y la leyenda del sacerdote

07 de noviembre de 2018
Chiriveta des de l'aire
Chiriveta des de l'aire

El desfiladero de Mont Rebei, situado en la sierra del Montsec, es un paraje natural declarado refugio de fauna salvaje. Es una de las joyas paisajísticas más impresionantes de Cataluña, y Globus Kontiki es la única empresa que te permite sobrevolar la zona y conocerla de una forma privilegiada en una travesía por la sierra del Montsec.

Durante la travesía, podréis subir hasta 2.500 metros de altura y disfrutar a vista de pájaro de las grandes paredes verticales y cortes de las montañas que caracterizan la zona, de los Pirineos de fondo, de grandes lagos, y todo el entorno que ofrecen las comarcas de la Noguera, Pallars Jussà y la Baixa Ribagorça, ya en Aragón.

 

Lo impresionante de la zona, además de su paisaje, son las leyendas que se explican. La leyenda del sacerdote es una de ellas. Cuenta la historia, que en el pueblo de Chiriveta la virgen de la ermita salía cada día a tomar el aire. Chiriveta es un pueblo situado en los confines de la Ribagorza, en el límite con la provincia de Lleida. Tenía unas 10 casas aisladas, con malos caminos de caballería hasta el Puente de Montañana y Litera, sus dos salidas naturales.

 

La leyenda cuenta que la talla de la Virgen de la ermita de Chiriveta aparecía cada día fuera del templo, a una cierta distancia del mismo. Los habitantes, cuando se daban cuenta la volvían a poner dentro, pero a la mañana siguiente la virgen volvía a estar fuera. Los vecinos entendieron que la Virgen pedía de este modo una ermita nueva al lugar donde se desplazaba. Y así fue. Se construyó una segunda ermita, que es la que actualmente encontramos restaurada a la entrada del desfiladero.

 

Años más tarde se supo que no había ningún milagro en aquella historia. El sacerdote de aquella ermita, harto de tener que ir a trabajar por malos caminos, se inventó esta historia para tener una ermita más cerca de casa y sobretodo de más fácil acceso.